lunes, 16 de enero de 2012

SEMANARIO DE UN GERENTE (DE CENTRO VETERINARIO): EL COMIENZO

Me llamo Eduardo Llorens, algunos ya me conocerán de hace algunos años, a través de la publicación “¿Quién se ha llevado mi Centro Veterinario?”. Al igual que unos cuantos miles de compañeros en este país, hemos visto frenada nuestra exitosa progresión, dentro del contexto de crisis global y de recesión económica. Nosotros no estamos dispuestos a rendirnos, ¿y vosotros?
A través de publicaciones periódicas en el blog “Gestión Veterinaria”, quiero compartir con todos vosotros lo que estamos haciendo, y queremos hacer, para sobrevivir con éxito a este contexto, y si de paso sirve de ayuda a otros, ¡pues mejor que mejor!
Hace ya más de una semana que se acabaron las vacaciones de navidad, y con ello, ¡la vuelta a la cruda realidad!. La verdad, me da hasta miedo abrir el periódico, o ver las noticias, por no decir de la prensa económica. Esto parece que no sólo no se acaba, sino que lo peor aún no ha llegado…
Tengo que gestionar un negocio, el de mi Centro Veterinario, y tengo la sensación de que tengo que hacer algo positivo, ya que el inmovilismo sólo servirá para empeorar las cosas. Me animo cuando leo en la prensa general casos de empresarios innovadores que han sabido encontrar  un nicho de negocio rentable, ¡incluso en estos tiempos!. Entonces me pregunto; ¿Por qué no puedo ser yo uno de ellos?, ¿hay algo que me impida aspirar a ello?...
Así que lo primero que he hecho al volver de las vacaciones, además de comenzar lo más enchufado posible, ha sido realizar la cuenta de resultados del año pasado, y compararla con las de 2010 y 2009. Me han dicho que tengo que intentar ver las tendencias que me quieren comunicar mis cuentas. La verdad es que encuentro cosas muy interesantes y sorprendentes…
La exigua rentabilidad de mi negocio se mantiene, a pesar de que la facturación bruta de 2011 ha sido ligeramente inferior a la de 2010, pero es normal, puesto que a inicio de 2011 se hicieron algunos pequeños ajustes en el presupuesto global.
Me llama la atención que la variación negativa en la partida de ventas por alimentación y por accesorios es mucho mayor que la variación negativa total. Por tanto, dentro de este contexto de recesión, es estimulante comprobar que los ingresos por servicios médicos y quirúrgicos siguen creciendo. Esto creo que es importante para la salud económica del Centro que gestiono, puesto que el margen con el que trabajo en servicios médicos y quirúrgicos es mucho mayor que el de la partida de alimentación y accesorios para mascotas. También observo decrecimientos de ingresos en las partidas “preventivas”, esto es; cirugía electiva, programas y planes de salud… Creo que podría ser que los clientes se lo piensen un poco más a la hora de gastar en mascotas sanas, pero sobre todo, creo que es porque les hemos dejado, vamos, ¡que nos hemos dormido en los laureles!... de vez en cuando, la autocrítica es muy positiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email